Les comparto un logro mas

LUDOPATÍA O JUEGO PATÓLOGICO
un trastorno infradiagnosticado; dado que estas personas no se ven como enfermos, sumado a que socialmente el jugador patólogico no evidencia deterioro físico, psíquico, social, familiar o laborar, excepto en estadios graves donde la persona termina esclava de las deudas, conductas irresponsables; ejemplo: gastar dinero destinado a pagar gastos familiares, además conductas delictivas como estafas y falsificaciónes, con el fin de poder sufragar los gastos del juego y los huecos financieros dejados por el juego compulsivos. Las personas que más fácilmente evidencian este problema antes que la familia, son los empleados de los cacinos, hipódromos y bingos; que ven como cada vez se deteriora más la persona en su aspecto físico y en el tiempo dedicado cada día más al juego.
El 75% de los jugadores patológicos o ludopatas son hombres, esto puede ser por qué realmente está sea la sifra, o por qué las mujeres consultan menos por este problema o por qué el hombre aún en la cultura occidental; maneja más recursos económicos que la mujer. El 75% de los jugadores patólogicos son casados, lo que ensiende las alarmas acerca de si estás personas buscan un escape de casa o en refuerzo positivo para tramitar problemas y obliganes familiares. En cuánta a la inclinación por el tipo de juego; los hombres acuden más a los cacinos e hipódromos y las mujeres visitan más los bingos y máquinas traga monedas. El 80% se encuentra en la franja etarea entre los 40 y 65 años, con predominio de clase media, apesar de que popularmente se cree que los cacinos son frecuentados por personas adineradas y pudientes. El 90% termino el secundario y un 50% tiene carrera universitaria. Un 90% de estas personas son fumadores, otros en menor proporción tiene asociado consumo de sustancias ilicitas, compras compulsivas. Además se asocia el juego patólogico a trastornos afectivos; cómo depresión bipolar y unipolar, trastornos de ansiedad, jubilación y uso de drogas dopaminergicas como las usadas en el tratamiento del Parkinson ejemplo: pramipexol, el cual aumenta la disponibilidad de dopamina en areas especificas del cerebro, estimulando el sistema de recompenza y placer, generando fácilmente la adicción en este caso al juego, no en vano las máquinas tragamonedas y cacinos tienen luces rutilantes y sonidos que estimulando nuestro cerebro y ni hablar de la atención brindada al cliente, en busca de que la persona este el mayor tiempo posible en el casino o bingo; perdiendo la noción de este. El juego patólogico tiene unas etapas, las cuales se cumplen en todo ludopata; antes debo decir que existe un jugador curioso el cual simplemente va por tener la sensación y beneficios de estar en un lugar como el casino, bingo o hipódromo, está el jugador problema; el cual gana algunas veces y se considera con suérte pero cada vez aumenta la frecuencia en la asistencia y aumento en el valor apostado. Las cuatro etapas del juego patólogico son:
1) Ganancia, donde la persona va por primera vez por curiosidad, gana algunas veces, pero este mismo dinero se queda en el casino, luego aumenta la frecuencia y aumenta los montos apostados, de ahí pasa a lo que se considera juego patólogico, donde esté condiciona la conducta de la persona en lo social, familiar, laboral y personal.
2) Perdida, acá ya el ludopata entra en el circuito morbido del juego patólogico, que es ir al casino no a ganar si no a perder, por más que gane y tenga » una buena noche » este termina dejando todo el dinero en el casino y recurriendo a prestamos del propio casino o un prestamista, todo esto por qué ya su circuito de recompensa está apostando por la pedida y no ha la ganancia, en este momento comienzan lo cambios en el sueño, apetito, higiene, aislamiento social, mentiras a la familia y en el trabajo.
3) Desesperación, acá ya la persona opta por medidas realmente desesperadas, robos, estafas, mentiras, ya en esta etapa la familia detecta el problema pero este es negado por el ludopata, la persona intenta evitar y dejar el juego pero como toda adicción le produce además de la dependencia, abstinencia y tolerancia lo que lo lleva a acudir con más vigor al casino y a gastar más dinero.
4) Desesperanza, en esta etapa ya existe un correlato afectivo importante, donde la persona experimenta síntomas afectivos cómo depresión, ansiedad, angustia, ideas de suicidio e intento suicida, aumenta el consumo de tabaco, alcohol y drogas ilicitas; es importante saber que estás personas tienen personalidades previas que los predisponen a la adición; cómo son los episodios depresivos, bipolaridad, pobres estilos de afrontamiento, la evitación, por lo que es pertinente en el tratamiento tratar la patología mental de base si hubiere, en el caso de los enfermos de Parkinson que toman drogas dopaminergicas, se debe buscar una alternativa terapéutica ante la aparición de juego patólogico u otra adicción. En esta etapa el ludopata reconoce su problema pide ayuda, blanquea la situación con su familia y en el trabajo y además es donde realmente se sabe cuánto dinero a desfilfarrado y debe el ludopata, acá también está disputa la persona a iniciar tratamiento.